Las decisiones están en las emociones

Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar los hábitos mentales que favorezcan su propia productividad; las personas que no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y pensar con claridad

Daniel Goleman, psicologo estadounidense

Las emociones se podrian definir como adaptaciones evolutivas o sentimientos que se han desarrollado con los años. Éstas impulsan a actuar como animales, es decir, inducen a comportamientos. Pero hay una cosa clara, y es que las decisiones son básicas para la toma de decisiones, para actuar y avanzar de una forma racional. Sin las emosiones no seriamos capaces de razonar, de tomar decisiones… y nos llevaría a unaa apatía que acabaría por anularnos por completo.

En mayor o menor medida, primero se toma la decisión de una forma emocional; después se justifica una determianda eleccion de una forma racional. Esto se justifica por la reacción que adoptamos cuando tomamos la decision y tenemos que evaluar las consecuencias que conlleva. Cada postura (o posicionamiento) en la toma de decisiones se fundamenta en las emociones.

Un factor importantisimos es el estado anímico, ya que tiene gran influencia en las decisiones que se toman. Por ejemplo: una persona triste, se mostrará retraido a tomar la iniciativa; una persona alegre, estará de buen humor y tendrá más facilidad para desenvolverse; una persona que no sabe como está, no sabrá cual es su forma de actuar, porque todavia no esta seguro de como ponerlo en práctica. Como se puede observar el estado anímico es fundamental en esta vida, ya que van a delimitar la mayor o menor capacidad en nuestras elecciones.

Sin embargo, hay un pero. Las emociones positivas (principalmente) tiene un limite a partir de la cual pueden resultar peligrosas. Me explico. Una persona muy entusiaste puede incitar a tener actitudes impulsivas que para nada le benefician. Un claro ejemplo es cuando una persona que está saturado de trabajo, se ofrece a realizar otro trabajo que el jefe a propuesto y que le gusta. Aquí radican dos actitudes: la primera el peloteo al jefe (donde no vamos a entrar); y el impulso. No porque te guste el trabajo, tienes que hacerlo, debes contener las emociones: primero acaba lo que tienes y luego si tienes la oportunidad y te lo asignan dedicate al trabajo que tanto te gusta. Otro ejemplo es la alegría. Cuando a uno le ascienden o se le reconoce el trabajo bien hecho, tiende a presumir delante de sus compañeros (y de tal forma que puede llegar incluso a reirse de ellos) que al final y al cabo termina en rechazo.

Por eso las emociones deben ser controladas mediante la conciencia y ciertas practicas, pero solo cion la madurez (la experiencia) se pueden educar esas emociones.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: