Mobbing en el trabajo

Preocupante y alarmante. Estas dos palabras podría utilizar para afrontar el mobbing que se da en el trabajo, cada vez con más frecuencia. Y eso no lo digo yo, los hechos están ahí. Sólo hay que ver noticias, entrevistas, artículos de personas que han sufrido este problema y que deciden contarlo y en muchos casos denunciarlo.

Todo esto está muy bien, pero…¿qué es el mobbing? Las definiciones son muy diversas, pero todas acaban en lo mismo: proceso de destrucción. Se podría definir como una cadena de sucesos o acciones hostiles (maltrato verbal e incluso físico) por una persona o un grupo de personas (acosador/es), hacia una tercera (víctima). El principal objetivo es intimidar, consumir emocional e intelectualmente a la víctima, de tal manera que se la hunde de tal forma que se le puede llegar a eliminar del puesto de trabajo en el que está.

Las estrategias para llevar a cabo ese acoso en el trabajo son diversas, de tal forma que se pueden combinar entre ellas. El efecto sinérgico trae unas mayores consecuencias que el empleo de una a una por separado. Entre ellas, podríamos nombrar: los gritos, el insulto a la víctima delante de otras (para dejarle en ridiculo), modificación de las responsabilidades del trabajo sin motivos, se le ignora, se le asignan faltas graves que no vienen a cuento, se extienden rumores falsos que manchan su imagen, reputación y credibilidad, se le reprocha continuamente su trabajo, ideas, propuestas…, se le castiga duramente ante la toma de decisiones o aciones deliberadas, y lo que para mi es peor de todo: animas a terceras personas a invadir la privacidad de la victima, a coaccionarle, haciendo que éstas no tengan personalidad alguna. Todo comienza con un cambio brusco entre la victima y el/los acosador/es.

Sin duda alguna, se podría aumentar la lista hasta hacerla interminable, pero este no es el objetivo de este post. Sólo pretendo resaltar su problemática y los indicios más potentes, para que sepamos de que se trata y poder hacer frente sin caer en el abismo, el estres o la depresión. Al final dejo un video que resume todo lo que he comentado.

Otro aspecto que quiero comentar con respecto al trabajo, son los dos factores de Herzberg, que son dos factores de motivacion de la persona en el trabajo, y que por lo tanto vanm a fijar su comportamiento. Estos dos factores son:

1. Factores higiénicos, relacionados con el ambiente que rodea a la persona y las condiciones fijadas por las empresas. Los principales factores son el salario, el tipo de direccion o la supervisión que reciben los trabajadores, la política llevada a cabo por la empresa, reglamentos, seguridad personal… Estos factores evitan la insatisfacción, epro tampoco provoca satisfacción. Es decir, evitan estar en malas condiciones, pero no lo mejoran.

2. Factores motivacionales, relacionados con la satisfacción en el cargo en el que se está y la naturaleza de las tareas que se le asignan. Estos factoes si están bajo el control del individuo, involucrando crecimiento y desarrollo personal, reconocimiento, responsabilidad… Si nos basaramos sólo en el beneficio y eficiencia economica, esta teoría es todo lo contrario, es decir la desmotivación, provocando apatía y desinterés. Al igual que la teoria anterior, influye sobre el comportamiento de las personas en el trabajo, pero de una manera más incisa y etable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: